Resumen

A principios del año de 1926, en que como alumno regular del 4o año de la Carrera de Ingeniero Agrónomo y Especialidad de Industrias Agrícolas, asistía a las clases de Fibras y Tecnología en General, dadas por el Sr. Profesor Abraham Ferriz Sabiñón, me gustó ciertamente y desde entonces absorvió toda mi atención el estudio de la fibra de una planta textil propiamente mexicana, que por ser tropical y poco conocida no se nos mostró en clase, ni nada se encuentra publicado sobre ella: se trata de la “pita de Oaxaca”. Mi curiosidad por esta planta, no se detuvo por eso y pregunté a varias personas de las más connotadas en estudios Botánicos sobre plantas mexicanas, entre otros al Sr. Prof. y Botánico Don Guillermo Gándara y al señor Agrónomo Alfonso Madariaga, distinguidos maestros míos, de quienes, por su amabilidad obtuve valiosos datos y respuestas de orden científico más o menos cercanas a la verdad, y consultamos libros de Botánica de los más eminentes autores especialistas en fibras y plantas textiles, tales como Richard Dodge, Lister Dewey, etc. y además la obra de Pául C. Stanley, relativa a Plantas de México y un escrito inédito que se encuentra en la Dirección de Estudios Biológicos, del Dr. Pablo Recko, encontré que hay cierta confusión en la clasificación Botánica de dicha planta, por ser poco conocida. Sin embargo, por dicho de unos compañeros de Colegio, que llevaron clase de Fibras, con el Sr. Ing. J. Montiel Olvera, supe que dicho señor, había hecho una expedición en comisión del Gobierno Federal, para estudiar científicamente la planta que daba la magnífica fibra conocida con el nombre de “pita de Oaxaca”. En el presente año que lo supe, traté de ver a dicho Ingeniero, pero no pude hacerlo, porque se encontraba en Europa. De todas maneras, mi interés no disminuyó y fuí al Departamento de Industria de la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo y allí pude ver, mediante la bondad del Sr. Enrique Vilchis, el informe de la expedición que se llevó a cabo en los Estados de Oaxaca y Veracruz, por el Ingeniero a que antes hice referencia. De dicho informe me permití tomar algunos datos que aparecen en la presente tesis y que junto con mis observaciones personales que hice en los Estados de Oaxaca, Chiapas y Veracruz, constituirán seguramente lo único escrito sobre tan importante planta, y que produce nada menos que la fibra vegetal mejor del mundo. Me permito pues, someter este pequeño contingente agronómico, a la atenta consideración del Jurado calificador en mi exámen profesional, para que, si como espero, de algo puede servir, se dignen darle su aprobación por lo cual merecerá el suscrito especial gracia y favor.